¿Sabías que el fuego no tiene sombra?

Puedes hacer un experimento para comprobarlo. Enciende un cerillo y mira la sombra de tu mano sobre una pared. Sólo podrás ver la sombra de tu mano y el cerillo. 

Fuego no tiene sombra

Pero, ¿y la llama de fuego? ¿Dónde está?

Resulta que una sombra se produce por la ausencia de luz. Cuando vemos la sombra de un objeto con la forma de su silueta significa que el objeto está bloqueando la fuente de luz y produce la sombra en el lugar opuesto a la fuente de luz principal. 

Sujeto bloquea la fuente de luz.

También, en el caso de objetos cristalinos, puede existir una sombra a pesar de la luz atravesar el objeto, pues la luz que lo atraviesa es de menor intensidad que la luz dirigida al objeto.  

Luz atraviesa el objeto.

Tomando en cuenta cómo se produce una sombra, entonces, ¿por qué el fuego no produce sombra?

El fuego es en sí mismo la fuente de luz. Por lo tanto, el fuego no puede bloquear su fuente de luz para producir una sombra.

Leave a comment